MOLINASECA

Hotel Rural Pajarapinta

Molinaseca

El paso del río Miruelo o Meruelo, en Molinaseca, se realizaba por el “Puente Medieval” que da acceso a su Calle Real.

El puente, “de bella factura y bonita estampa”, y el único peatonal del Bierzo, identifica a la villa.

La fábrica de las tres bóvedas más antiguas hoy embotadas en el conjunto del puente- sugiere, un origen romano.

El orgullo mostrado por los habitantes de la villa ante su “Puente Medieval de Peregrinos” está justificado. Representa,

una de las joyas del patrimonio histórico de la comarca.

El Municipio

 

Molinaseca, pueblo de gran tradición en el Camino Francés, es un lugar atractivo para peregrinos y visitantes.El río Meruelo, de aguas incontaminadas, discurre por debajo del puente de siete arcos .La calle Real, jalonada de casonas blasonadas le conceden un aire de antigüedad y señorío. La iglesia parroquial sobre un altozano y el santuario de Nuestra Señora de las Angustias protegen la actividad de sus gentes.

Molinaseca es conocida desde antiguo como “un oasis en el camino”.

Comienza donde termina la Maragatería, con la Cruz de Ferro como testigo. Es el primer Municipio de la comarca del Bierzo con el que se encuentra el peregrino, después de cruzar la extensa meseta castellana. Los 20 km. de recorrido hacen de él uno de los tramos más largos del Camino de Santiago.

Con la llegada a Molinaseca nos toparemos con un pueblo lleno de vida, de calles con casas blasonadas de escudos y flores.

El río Meruelo nos ofrece a la entrada del pueblo una espléndida piscina fluvial, única en el Camino, donde el peregrino puede relajarse después de un largo caminar, y gozar de este “oasis en el Camino”.

Otra peculiaridad del pueblo son sus numerosas bodegas donde poder saborear su vino,con denominación de origen de reconocido prestigio internacional y sus sabrosos licores como el orujo y el aguardiente.

Tambien podras disfrutar los productos típicos del Bierzo popularmente conocidos como son: el Botillo ,la Cecina,el chorizo, amplia variedad de empanadas, pimientos asados del Bierzo, truchas, asi como sus deliciosos postres elaborados con productos de la comarca del Bierzo como son la tarta de manzana reineta.

 

 

 

Santuario de Nuestra Señora de las Angustia

Se levanta a la derecha del Camino de Santiago. Sus orígenes se relacionan seguramente con una pequeña ermita del S. XI. La torre a los pies, su cabecera metida en la montaña, su cúpula transparente y sus pórticos laterales, con arquería de medio punto, pertenecen a finales del S. XVII.

En el interior, destacan la cabecera con su gran cúpula y linterna, un majestuoso retablo de la escuela de (Churriguera) -con el relato en relieve de los pasajes fundamentales de la vida de Maria.

Molinaseca celebra como fiesta principal, la de su Virgen, el día 15 de Agosto; la romería y procesión por la calle de peregrinos constituyen una manifestación de devoción multitudinarias

Iglesia de San Nicolas de Bari

Espléndida muestra del arte religioso. Pertenece a la segunda mitad del S. XVII. Situado en lo alto, domina la villa, majestuosa y señorialmente.

En el exterior, se eleva una elegante torre con un cuerpo de campanas; el reloj, de grandes proporciones, acompasa el diario vivir.

Destaca, por su valor histórico-artístico,la portada principal,las tres naves interiores separadas por pilares de piedra y arcos de medio punto con cúpula.

 

.

Calle Real

Tres elementos son la clave del origen de Molinaseca. El “Puente”, los “Molinos” y la “Calle Real”. La Calle Real ha ordenado, desde siempre, la vida urbana de la villa y ha sido, y es, el paso tradicional del peregrino. Las casas se alinean muy juntas, separadas por estrechos callejones en los que apenas cabe una persona; el espacio lo ocupa totalmente el vuelo de los tejados; no existen en estos casos muros medianiles.

Este esquema de calle principal y calles menores (paralelas) con callejones transversales es un paradigma urbanístico del Camino de Santiago.