ENTORNO

Hotel Rural Pajarapinta

Entorno

Las Médulas

 

El Valle del silencio

y Peñalba de Santiago

El Valle del Silencio y Peñalba de Santiago, lejos del mundanal ruido

Hay lugares donde el tiempo se detiene, y hay otros donde el ruido desaparece. A pocos kilómetros de Ponferrada encontramos el Valle del Silencio, un valle único y que choca de frente con la idea que solemos tener de Castilla y León, de infinitos campos de cultivo que no levantan más de unos palmos.

Los montes Aquilianos, los mismos de los que los romanos se proveían de agua para su mina de Las Médulas, es nuestro destino.

Para llegar hasta el Valle del Silencio, primero tenemos que atravesar el valle del Oza, un buen aperitivo de lo que nos encontraremos más adelante. Veremos que el paisaje cambia rápidamente, pasando de los campos ocres al terreno montañoso plagado de árboles, atravesado por un pequeño río, el Oza. La carretera, de esas con encanto, nos adentrará poco a poco en el bosque, siempre acompañados del murmullo del río.

Peñalba de Santiago

 

El recorrido hacia Peñalba de Santiago es uno de los paisajes más bellos de cuantos existen en la región de Castilla y León. Un valle virgen dominado por frondosos bosques de roble, ríos y cascadas naturales, algún pueblecito que se integra en el paisaje y cuyos habitantes, cada vez menos, rompen el silencio y la tranquilidad de este Valle que parece haberse parado en el tiempo: el Valle del Silencio, virgen, natural y exuberante. El pueblo, erguido sobre una peña, a la que debe su nombre, en los inviernos de nieves se cubre por un manto blanco sobre el que se alza la iglesia de Santiago, de puro estilo mozárabe.

Peñalba de Santiago es un pueblo con sabor, en el que se conservan las típicas casas serranas. Casas de piedra, con madera en los balcones y pizarras de piedra, que se apiñan entorno a la iglesia. Un templo que es una reliquia del paso mozárabe por estas tierras, la iglesia de Santiago, único resto del monasterio dedicado al apóstol, cuyas piedras sirvieron para construir buena parte de las casas de los alrededores.

 

Las Médulas se encuentran situadas al oeste de la provincia de León, casi en la frontera con Galicia, se encuentran a medio camino entre Ponferrada 23 Km y a 27 de O Barco de Valdeorras (provincia de Ourense) y en la vertiente noroeste de los montes Aquilanos, de los que se captaba el agua de las dos vertientes, desde cotas de casi 1900 hasta los 980 metros de altitud, para llevarla por canales construidos a veces en la roca, estos canales (mas de 300 km.) llegaban a embalses que se construyeron e la parte superior de Las Medulas (986 metros de altitud) o la parte baja (720 metros de altitud).

El paraje de las Medulas fue declarado Monumento Nacional de interés Histórico-Artístico el 4 de Junio de 1931.Después de varios años de estudios se logró su inclusión en la lista de monumentos (Patrimonio de la Humanidad) en 1997.

Estación de esquí

El Morredero

Situación

Ubicación Cordillera Cantábrica

País España

Información

Cota mínima 1700

Cota máxima 2135

Longitud fondo 0

Longitud esquiable 3,5

Pistas de esquí

Verdes 2

Azules 2

Rojas 2

Negras 0

Circuito de fondo 0

Remontes

Telecabinas Telesillas 0

Telesquís 2

Cintas transportadoras 2

CASTILLO DE PONFERRADA

 

El hoy llamado castillo templario se emplaza en lo que, probablemente, en origen fue un castro celta. Posteriormente se cree que fue un emplazamiento romano y visigodo.

Hacia el 1178 Fernando II de León,permite que los templarios establezcan una encomienda en la actual Ponferrada.

Durante los siglos va pasando de dueño y se realizan obras de remodelación peró tambien sufre daños tras conflictos bélicos.

A partir de 1850 comenzó un periodo de fuerte declive para el castillo.

Por fin en 1924 se le concede el rango de Monumento Nacional, con lo que se frena el deterioro.

Actualmente se celebra la noche templaria.

La Noche Templaria es la recreación de un acontecimiento medieval fantástico.Bajo la luz de la primera luna llena del verano, Música, fuegos artificiales, animación de calle, y degustaciones gastronómicas hacen de la Noche Templaria una de las fiestas más animadas del verano ponferradino.